La verdad verdadera del marketing digital

La verdad verdadera del marketing digital

Está claro que el marketing digital para pequeñas empresas mola. Y mola mucho. A nosotros, por lo menos, nos flipa la cantidad de cosas que se pueden hacer con, por ejemplo, una buena estrategia digital. Se te puede ir la olla mogollón.

Por eso nos encanta el marketing digital. Y por eso, en nuestra agencia de marketing digital en Badajoz, nos lo tomamos taaaaaaaaaan en serio. 

Obviamente, llevar tú mismo el marketing digital de tu empresa y que te lo lleven especialistas jóvenes y preparados con ideas frescas no es lo mismo. Ni de broma. Tanto una opción como la otra tienen un montón de ventajas e inconvenientes, pero la cosa es que en Flipados del Marketing te vamos a contar toda la verdad y nada más que la verdad acerca de este tema. Sinceridad total y absoluta. Porque así somos nosotros, brutalmente sinceros. 

Cada cliente es de su padre y de su madre

Piensa un momentito. Si dos hermanos que han sido criados y educados por la misma madre y el mismo padre nunca piensan igual ni son iguales, ¿cómo se te puede ocurrir que dos clientes pueden ser iguales y que les puede gustar lo mismo? ¡Eso es una auténtica locura! Por eso nunca jamás en la vida podemos hacer lo mismo con dos clientes distintos ni darles el mismo trato.

Algunos saben perfectamente lo que quieren y otros no tienen ni idea. Con algunos da gusto trabajar, y con otros... da menos gusto, pero igualmente hay que satisfacer sus necesidades. La cosa es que cada cliente es único y tendrá necesidades diferentes. Será un reto y una oportunidad diferentes. Y, ¿sabes qué? A nosotros nos molan mucho los retos. Nos encantan.

Sin comunicación no hay paraíso

Pero de verdad que no. Y esto es algo que te podemos prometer. No importa con qué tipo de cliente estés tratatando, la comunicación es fundamental en cualquier caso. Una comunicación efectiva mantendrá cualquier proyecto en la dirección correcta y te ahorrará dolores de cabeza y problemas derivados de una mala comunicación. Además, también te ahorrará a ti como cliente y a nosotros como agencia de marketing en Badajoz tener que hacer un trabajo doble para arreglar y solucionar problemillas que se podrían haber evitado simplemente hablando. 

Saber lo que quiere cada cliente y lo que espera de ti pues ser complicado algunas veces. en estos casos, comunicarse de forma efectiva implica hacer las preguntas adecuadas para llegar a un punto medio entre tú y nosotros. 

El cliente no sabe siempre qué es lo mejor, aunque lo crea de verdad

Algunos clientes pueden tener claro lo que quieren, y pueden tener conocimientos sobre marketing digital, y otros no. De vez en cuando te vas a encontrar con cliente que quieren que las cosas se hagan a su forma, incluso si les avisas de que no es lo mejor. Algunos harán caso de tu experiencia y tus conocimientos, pero otros van a pasar de ti olímpicamente. 

A pesar de todo esto, su opinión es lo que cuenta. Ellos deciden

Deja de hacerte ilusiones. Al final de todo, el que paga por tus servicios es el cliente y punto. Tu misión es hacer que quede contento, incluso si en tu opinión, lo que te pide es un error. Lo mejor que puedes hacer es darle tu mejor consejo y tratar de que quede claro qué es lo que opinas al respecto. Si un cliente te pide algo que a ti no te parece bien puedes elegir entre hacerlo y no hacerlo, pero seguramente, en el segundo caso, el cliente va a buscar a alguien que lo haga. 

Los clientes contentos dicen que molas un montón 

Y eso te hace conseguir leads. Guay, ¿no? 

Cuando un cliente está contento con lo que haces habla de ti con otras personas cuando surge la oportunidad. Y esa es la mejor publicidad que puedes tener. No importa lo bien que lo hagas con el blog o con las redes sociales, si tu trabajo no deja satisfecho a tu cliente, chungo. 

No puedes hacer lo que te dé la gana

No importa si eres freelance o si trabajas en una empresa. No puedes hacer nunca lo que quieres.  Sí que es verdad que siendo freelance tienes algo más de libertad a la hora de manejar tu negocio, pero no olvides que tienes tantos jefes como clientes. 

Si quieres que otros respeten tu tiempo, tienes que hacerlo tú primero

Ofreces servicios profesionales y por eso tu tiempo vale pasta. No lo olvides. A veces, respetar tu tiempo implica cobrar por adelantado. Es posible que esto espante a algunos clientes, pero otros no tendrán problema con ello. Puede ser una criba sobre con qué clientes trabajar. 

Algunos trabajos simplemente no valen la pena

Esto va en la línea de la anterior. Algunos trabajos pueden no ser rentables porque exigen demasiado tiempo y trabajo para la remuneración que vas a conseguir. Puede ser mejor rechazar un trabajo a tiempo. 

Las claves son saber priorizar y organizarse

Sin esto estás perdido. No importa si el trabajo en el que curras es grande o pequeño, organizarte y establecer prioridades es fundamental. Tu tiempo es limitado y vale dinero, y por eso tienes que organizarte para trabajar bien. 

En Flipados del Marketing sabemos lo importante que es ofrecer un servicio de calidad y completamente sincero en cuanto el trato al cliente. ¿Qué necesitas? Cuéntanos y vemos cómo te podemos echar un cable. 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *